Nutrientes para el cabello

author-avatar

Jazmín Sáenz

Nutrición

Al igual que todo nuestro cuerpo, el cabello requiere de ciertos nutrientes. Por medio de ellos el cabello pueden prolongar su tiempo de vida y mantenerse bonito y saludable. Sabemos que una buena alimentación tiene un gran impacto positivo en nuestra salud y el cabello se ve también beneficiado. A continuación, te compartimos los principales nutrientes que necesitamos para mantener un cabello fuerte y sano. 

Minerales para fortalecer el cabello 

Hierro

El hierro ayuda a transportar el oxígeno a todo nuestro organismo, incluyendo el cabello. Este efecto favorece la presencia de un cabello más sano y con un adecuado crecimiento. Algunos alimentos como las lentejas, frijoles, soya, verduras de hoja verde como las espinacas y también el betabel contienen grandes cantidades de hierro, recuerda combinarlas con algún alimento rico en vitamina C para mejorar su absorción. 

Cobre

El cobre ayuda a estimular el crecimiento de diversas células especializadas del cuerpo incluyendo a los folículos pilosos. Algunos alimentos altos en cobre son los frijoles, papas, nueces, verduras de hojas oscuras, ciruelas, cacao y pimienta negra.

Zinc

Ayuda al fortalecimiento de los folículos pilosos y a prevenir la caída del cabello. Favorece el adecuado desempeño de las glándulas sebáceas del cuero cabelludo lo que impide que el cabello se reseque. Puedes encontrar el zinc en semillas de girasol, cacahuates, almendras y avena.

Selenio

Contribuye al sano crecimiento del cabello y a mantener la integridad del folículo piloso para un cabello fuerte y sano. Desempeña un rol en la queratinización del cabello, además de estimular y mantener su fase de crecimiento. Los alimentos ricos en selenio son las nueces de Brasil, tofú, ajonjolí, arroz integral, maíz y coco.

Magnesio

El magnesio promueve la división, crecimiento y maduración celular lo que ayuda al crecimiento adecuado del cabello. Algunos alimentos ricos en magnesio son los plátanos, aguacates, nueces, almendras, frijoles, soya y granos enteros como el arroz integral y mijo.

Principales aminoácidos que promueven el crecimiento del cabello

  • Cisteína: Es el principal aminoácido estimulador del crecimiento del cabello. Se encuentra en balimentos como: coles de bruselas, brócoli, leche y germen de trigo.
  • Metionina: Es fundamental para la producción de queratina que aporta firmeza y resistencia al cabello. Podemos encontrarla en cereales integrales, ajonjolí y nuez de Brasil, 
  • Glicina: posee un rol destacado en la producción de colágeno, estimula el crecimiento y reparación del cabello. Dentro de las fuentes de este aminoácido destacan las legumbres como frijoles, lentejas y garbanzos.
  • Cistina: este aminoácido no esencial, estimula la regeneración del folículo piloso. Lo encontramos en lentejas, frutos secos, soya, arroz y semillas
  • Lisina: favorece la absorción de calcio y formación de colágeno, ayuda a fortalecer los folículos pilosos y a tener el cabello brillante y saludable. Algunas fuentes de lisina son la soya, frijoles, cacahuates, chicharos, espinacas, papaya, manzana, pera y papaya.
  • Tirosina: es un aminoácido capaz de equilibrar el estrés, ansiedad y depresión. Todas estas patologías impiden el crecimiento adecuado del cabello. Este aminoácido lo encontramos en: semillas de calabaza, frijoles, almendras y productos de soya.
  • Glutamina: favorece la síntesis de cisteína, uno de los principales aminoácidos de la queratina. La conseguimos en: espinacas, nueces, frijoles, nueces, col y espinacas.
  • Prolina: Es un aminoácido considerado no esencial, sin embargo, interviene en la producción de colágeno. Algunos alimentos ricos en prolina son las espinacas, brócoli, espárragos, aguacate y soya.

Vitaminas del grupo B

El complejo B incluye a la tiamina (B1), riboflavina (B2), niacina (B3), ácido pantoténico (B5), piridoxina (B6), biotina (B7), ácido fólico (B9) y cobalamina (B12). Todas estas vitaminas contribuyen con el metabolismo celular. Por lo general, mediante la alimentación es posible suplir los requerimientos diarios de complejo B que necesitamos.

Según las investigaciones, las deficiencias de ácido fólico, riboflavina, vitamina B12 y biotina producen la caída del cabello. Se sabe, que la piridoxina, ácido fólico y vitamina B12 favorecen la producción de glóbulos rojos. Esto potencia el transporte de nutrientes y de oxígeno a todo nuestro organismo, incluyendo el cuero cabelludo y los folículos pilosos. Si este transporte no se realiza adecuadamente, se genera una disminución en la velocidad del crecimiento del cabello, su rotura y posterior caída.

Vitamina C

La vitamina C ha sido muy bien estudiada y se ha establecido, que posee dos roles fundamentales en la protección del cabello, es parte importante de la formación de colágeno y favorece también la absorción del hierro. Algunas fuentes son las naranjas, pimiento morrón, limón, fresas, brócoli y kiwis.

Algo muy importante a tener en cuenta es que la salud del cabello depende también de una buena hidratación para tener un cabello brillante, es necesario también un descanso adecuado evitando niveles altos de estrés ya que está demostrado que durante periodos de estrés el cabello tiende a caerse con mayor facilidad, nuestra alimentación debe ser variada y en las cantidades adecuadas consumiendo alimentos ricos en nutrientes que no solo nos ayudarán a tener un cabello bonito, sino que también tendremos una mejor salud.


¿Te ha gustado? Compártelo

Recibe las mejores promociones

Ofertar únicas en la palma de tu mano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *